Loca carrera en Villa Alemana: sujetos chocaron a Carabineros y terminaron incrustados en árbol

Compartir:

La noche del viernes 7 de abril, una persecución se tomó las calles de Villa Alemana, cuando dos sujetos intentaron huir de una fiscalización de Carabineros.

El hecho surgió cuando los efectivos policiales se percataron que el vehículo en el que se trasladaban los sujetos transitaba con las luces apagadas, motivo por el cual personal de servicio intentó controlarlos; sin embargo, al darse cuenta de la presencia policial, los dos sujetos que iban en su interior se dieron a la fuga.

Lo anterior desencadenó una persecución que generó no sólo un serio riesgo para otros automovilistas y peatones, sino también para el propio personal policial que iba tras el móvil. De hecho, durante el trayecto, los sujetos colisionaron una patrulla de la Prefectura de Viña del Mar que transitaba por el lugar y que luego se sumó al procedimiento.

Asimismo, el individuo que conducía intentó colisionar en tres oportunidades a un motorista de Carabineros que participaba de la persecución. No obstante, tras avanzar algunas cuadras el conductor del móvil perdió el control e impactó contra un árbol en la esquina de las calles Porvenir Sur con Huanhualí, momento en el que fue detenido por efectivos de la Sexta Comisaría de Villa Alemana, quienes se percataron de que los individuos portaban elementos asociados a la posible comisión de ilícitos.

“Ellos andaban con herramientas, como ganzúas, que se pueden ocupar para delitos que tienen que ver con robo de especies desde vehículos o con el robo de los mismos vehículos”, según sostuvo el capitán Patricio Moya, de la Sexta Comisaría de Villa Alemana.

“Según las instrucciones del fiscal, fueron apercibidos bajo el artículo 26, es decir, quedaron en libertad y citados al tribunal. El procedimiento generó un poco de conmoción en las personas, ya que se dio una persecución por varias arterias y calles de Villa Alemana, pero, afortunadamente, no se registraron lesionados“, precisó el oficial.

Fuente: Mercurio de Valparaíso

Deja tu comentario